Quien bien te quiere te hará volar!!!
Fundación Aérea de la Comunidad Valenciana

Antonov An-2 SP-FAV

  • Detalle de una parte de la cabina, ya restaurada.
  • El piloto y su máquina.
  • Así lo hemos dejado.
  • Flamante.
  • Todo un equipo volcado...
  • Y aun así... Volaba...

Historia

En los últimos días del mes de Enero de 2008, la Fundación adquirió, en publica subasta, convocada por AENA-Son Bonet, el avión Antonov An-2 con número de serie 1G20943 que, con anterioridad, había sido portador de la matrícula UR-81649 y, antes todavía, de la CCCP-81649. Ahora, desde Septiembre de 2005, ese avión, junto con otros cinco coleguillas, estaba abandonado en Son Bonet sin que nadie lo reclamase y, entre tanto, habiendo sido dado de baja en el registro ucraniano, último en el que había figurado. 

Desde que, el 12 de febrero de 2008, AENA-Son Bonet extendió a favor de la Fundación Aérea de la Comunidad Valenciana el Acta de Adjudicación, comenzamos a tratar de resolver un extraño y complejo rompecabezas que se resumía en dar respuesta coherente a un lógico encadenamiento de preguntas y respuestas: 

  • P1 .- ¿Qué queremos hacer con el avión?
  • R1 .- Ponerlo en vuelo
  • P2 .- ¿ Y si no es posible?
  • R2 .- Ya veremos....
  • P3 .- ¿Qué hay que hacer para ponerlo en vuelo?
  • R3 .- Primero documentarlo y después restaurarlo.


Y acometimos dichas tareas..... Felizmente, nuestro querido amigo Castor Fontoba había resultado adjudicatario de otros dos aviones en la misma subasta y tenía, respecto a ellos, las mismas intenciones que nosotros abrigábamos. No tuvimos, pues, más que seguir sus indicaciones respecto a los pasos a dar.... y los errores cuya comisión debíamos evitar. 

En Diciembre de 2009 ya lo teníamos todo decidido. Se trataba de recuperar el registro original de fábrica, en Polonia, y matricular el avión en dicho país, ya que, al parecer, Aviación Civil en España no aceptaba el registro de un Antonov An-2 como transporte. Polonia, en cambio, como constructor del avión tenía homologadas todas las versiones del mismo y, al tratarse de un Estado miembro, como España, de la Unión Europea, las certificaciones emitidas por la Administración de Aviación Civil polaca tenían plena validez en España. 

Habiendo decidido que esa era la vía a seguir procedimos a contratar a una empresa polaca, Aviation Service, debidamente acreditada, para que pusiese a punto avión, motor y hélice a fin de someterlo, lo antes posible, a la inspección de la Aviación Civil polaca. Solicitamos, al mismo tiempo, la inscripción en el Registro de Aviación Civil de polonia, donde fue de inmediato concedida la matrícula SP-FAV. 

En febrero de 2010 se trasladó a Son Bonet un equipo de Aviation Service integrado por un Jefe de Mecánicos, Stanislaw Nowakowski, TMA autorizado, un especialista en motores, Sr. Chlasta, y dos mecánicos, los Sres. Malodzinski y Banas. Durante cinco días trabajaron en el avión, poniendo a punto el motor y revisando y corrigiendo toda una serie de pequeños fallos presentes en la célula. Según el Sr. Nowakowski, sólo quedaba pendiente la sustitución de algunos elementos de los circuitos hidráulicos y de combustible (filtros), así como el reentelado del extrados del plano superior, afectado, según parece, por el largo tiempo que el avión había permanecido, sin mantenimiento alguno, a la internperie. 

En base a esto último se pensó que se podía solicitar de la Aviación Civil polaca las inspecciones previas al vuelo de ensayo previo a las pertinentes certificaciones. Se creyó conveniente solicitar dichas inspecciones y, cuando se nos hubiese dado fecha para las mismas, hacer venir unos días antes a Nowakowski y a sus hombres a fin de que, cuando llegasen los inspectores, todo estuviese a punto. 

Inicialmente habíamos quedado en que dichas inspecciones se llevarían a cabo después de Semana Santa, pero la tragedia que sufrió Polonia, con la pérdida en accidente de aviación de la cúpula del gobierno y la administración de Polonia obligó a retrasar la cuestión, fijándose finalmente la fecha de la visita de inspección para los días 15 al 17 de Junio. 

Cerrada esa fecha, el 9 de Junio llegaba a Son Bonet Stanislaw Nowakowski con dos de sus hombres, los Sres. Malodzinski (que ya le acompañó en Febrero) y Algimantas, que, del 10 al 14 de Junio, procedieron a llevar a cabo los trabajos que había pendientes en el avión. 

Tal vez, para evitar juicios erróneos, convenga decir que el equipo del Sr. Nowakowski ha tratado simultáneamente, durante sus estancias en Son Bonet, dos aviones que se hallaban en idénticas circunstancias: nuestro Antonov An-2 SP-FAV y el SP-ALG, que en la misma subasta y en idénticas condiciones, había sido adquirido por el Letrado barcelonés Sr. D. Joaquín Alegre para ser puesto en vuelo y abanderado en la FPAC. 

Los días 15 y 16 de Junio los dos inspectores de la Aviación Civil de Polonia, Sres. Sykson y Lesiak, llevaron a cabo sus respectivas inspecciones de célula, motor, hélice y equipos de los dos aviones, hallando que cumplían todos los requerimientos legales. 

Y, finalmente, llegó el esperado día Jueves 17 de Junio..... 

Nuestro SP-FAV estaba aparcado junto al borde de la que en Son Bonet se llama "plataforma de aislados", en la que suelen situarse los aviones que están intervenidos por Aviación Civil, por algún Juzgado o por la Guardia Civil y en la que se prefirió mantener los Antonov, desde el primer día, mientras se trabajaba en ellos. El día anterior se habían llenado sus depósitos de combustible y de aceite, se habían probado los equipos y todo estaba a punto. 

A las 10:00 Quique Micó Pascual como Comandante y Paul xxxxxx Unibaso como Segundo ocuparon sus puestos en la cabina. Un minuto más tarde, el motor estaba en marcha y comenzaba a acercarse a la temperatura de régimen..... Llegó junto al avión el camión de los bomberos.... Muy poco tiempo después, el avión comenzó a rodar, poquito a poco, hasta enfilar la calle de rodadura y, una vez en ella, dirigirse con seguridad, seguidos por los bomberos, hacia la cabecera de la pista. Allí, con los bomberos ahora a prudente distancia, esperaron la oportuna autorización de despegue.....y, cuando la tuvieron y comenzaron a rodar, metiendo gases poquito a poco, descubrieron que, con 15º de flaps, al alcanzar los 100 km/h (en el Antonov los indicadores de velocidad van en Km/h, no en nudos) el avión daba señales inequívocas que querer irse al aire, cosa que hizo con una lentitud y una solemnidad realmente impresionantes.... Biel Gomila ha hecho unas fotos realmente magníficas de esos momentos. 

Esperamos que Quique nos cuente todas sus sensaciones en un detallado relato, aunque, tras realizar una serie de circuitos a diferentes alturas y velocidades, así como algunas tomas y despegues en un vuelo de unos 40 a 45 minutos, sus primeras palabras fueron decir que todo había sido muy fácil y que volar el Antonov era como volar una Bucker más gorda.... 

Los que presenciamos el vuelo desde tierra estábamos, hay que decirlo, algo emocionados.... el Antonov tiene un vuelo majestuoso, solemne, algo así como cuando la Reina de Inglaterra desfila para inaugurar el parlamento, con la corona puesta y arrastrando el manto de terciopelo.... El jueves yo decía que pasaba ante nosotros como la Reina de las Fiestas Mayores, pero no, es algo más...... con el fondo del ronco sonido de su motor su vuelo se parece más a un ceremonial de lamas tibetanos, o de chamanes de Siberia..... 

Ahora todavía nos queda bastante trabajo..... pronto Quique Micó lo traerá en vuelo hasta Valencia y, ya aquí, poco a poco, iremos poniéndolo guapo..... hay que pintarlo y acondicionarlo interiormente como esta maravilla se merece. Por otra parte, habrá que entrenar pilotos en el manejo de ese avión..... No queremos que el avión se quede en tierra por falta de pilotos disponibles.

Siguenos en ...
Miembros de:
Colaboradores
Patrocinadores